El estudio de mercado es un paso elemental que se debe dar antes de emprender. Puede ser tentador saltarse esta fase, por no realizar el desembolso que implica, pero no realizar una investigación previa aumenta exponencialmente las posibilidades de fracaso de un proyecto empresarial

La investigación de mercados la realizan habitualmente los profesionales del marketing, ya que hay que ajustarse a una metodología y contar con experiencia en el sector para realizar una recopilación de información lo bastante seria como para que sea de utilidad. De nada sirve hacerlo por cuenta propia si no se tienen los conocimientos suficientes.

El objetivo de llevar a cabo un estudio de mercado es conocer cuántos individuos o empresas desarrollan la misma actividad económica, si esta competencia es de ámbito local, nacional o internacional, ya sea en la producción o venta de productos o bien la prestación de unos servicios determinados. Del mismo modo, se estudia si la demanda está cubierta y el precio que se pagan los consumidores para ver si el proyecto puede llegar a ser rentable.

¿Por qué es bueno hacer un estudio de mercado?

Las principales razones por las que se aconseja llevar a cabo un estudio de mercado son estas que se van a dar a continuación.

Evolución del sector

Hacer este trabajo va a ofrecer una visión actualizada del sector donde se va a desenvolver la actividad en la que se enmarca el proyecto. Es decir, analiza su evolución en los últimos años, la situación actual en la que se encuentra y cuáles son sus perspectivas de futuro.

Evaluación del mercado

Se trata de uno de los recursos más importantes para el éxito del proyecto empresarial, ya que lleva a cabo una evaluación que permite comprender el mercado en el que se enmarca la actividad económica en la que se está interesado.

Estudio de la competencia y del consumidor

Este tipo de análisis y estudio es una potente herramienta para identificar y conocer mejor a la competencia, observando si hay oportunidades reales de negocio o, en su defecto, hallar otras alternativas en caso de que el proyecto inicial que se tenía en mente no sea viable.

Así mismo, es un excelente instrumento para conocer mejor al consumidor, identificar nichos de demanda y aquellas necesidades que no están siendo cubiertas por los productos o servicios de la competencia que ya están asentados.

Evita el exceso de confianza

En demasiadas ocasiones muchos emprendedores inexpertos gozan de un exceso de confianza. Piensan que su idea es la mejor y ni siquiera se paran a contrastarla con lo que ya se encuentra en activo y es una realidad. Llevar a cabo estos estudios ayudará a determinar si realmente es un proyecto que tiene cabida atendiendo a la oferta y a la demanda.

¿Se debe hacer un estudio de mercado solo al inicio de un proyecto?

Aunque este artículo se basa en la necesidad de hacer un estudio de mercado antes de emprender, la realidad es que su utilidad va más allá de los inicios.

Estas investigaciones no solo ayudan a empezar un nuevo proyecto, sino que se hace necesario llevarlos a cabo de manera periódica, durante toda la trayectoria del mismo. En este sentido, son útiles para acometer los cambios que sean necesarios para volverse más competitivos. Ayudan a desarrollar un nuevo plan de negocio que se adapte mejor al perfil del consumidor según la experiencia adquirida, favorece el lanzamiento de nuevos productos o servicios y la expansión hacia nuevos mercados.

La gran utilidad de los estudios de mercado es que es mucha la información valiosa que se obtienen de ellos y sirve, en cualquier caso, para mejorar las estrategias empresariales. Con estos análisis se descubre que la idea es buena, que está bien encaminada, pero que se puede mejorar o reajustar para adaptarse mejor a la demanda.

Así mismo, también sirve para erradicar ideas que un día fueron viables, pero ya han dejado de serlo, por lo que es hora de abrir nuevas vías de desarrollo y expansión.

¿Cuánto cuesta un estudio de mercado?

Esta es la pregunta que ya se están haciendo muchos lectores. Eso del estudio de mercado está muy bien, pero qué coste va a representar para el bolsillo. Los emprendedores tienen que enfrentarse a números gastos y este es uno de los motivos por los que no lo llevan a cabo, a pesar de ser vitales. Sin embargo, por todas las razones que se han enumerado con anterioridad, es más que recomendable dedicarle una partida del presupuesto. En dependencia de lo amplio que sea el estudio, las herramientas o técnicas escogida puede ir desde los 1000 euros en adelante. El baremo de precios es muy amplio, pues son muchas las variables que intervienen.

Pin It on Pinterest

Shares